El ‘Niño caporal’, una tradición en Carnaval

 

 

 

 

ECUADOR.-Más de 200 años de historia tiene esta celebración que se da en el centro Andino de Ecuador. Un festejo diferente.


Totoras es una parroquia urbana que está a 15 minutos de Ambato en la vía a Baños. En esta comunidad los habitantes se alistan un mes antes del feriado de Carnaval para festejar al ‘Niño Caporal’ que, según cuentan sus habitantes, llegó junto a los españoles en el periodo de Conquista. En esta comunidad la diversión no se pierde, es una tradición entre lo cultural, lo religioso y lo pagano. Por más de dos siglos los fieles recuerdan a la imagen del Niño con misas, desfiles y mucha comida. Un mes antes del Carnaval ya se empezó a vivir esta celebración, que comienza con las Novenas que se llevaron a cabo en las cuatro casas de los caporales o priostes.

Cada uno recibe a los acompañantes con bandas de pueblo y los disfrazados de negros, que es una antesala a la fiesta mayor del Carnaval, que se efectuó desde el domingo 26 y culminó el martes 28 de febrero. Manuel Arias, uno de los fundadores de la fiesta, señaló que esta costumbre es ancestral porque es una manifestación de fe y de unión familiar. “No se tiene una fecha exacta desde cuándo empezó esta conmemoración cultural, pero creemos que fue hace más de 200 años. El Niñito es milagroso y une a los indígenas y los mestizos”, sostuvo Arias. Un mes antes del Carnaval, el ‘Niño caporal’ pasa durante ocho días en la casa de cada uno de los caporales o priostes mayores, que en este año fueron cuatro: Carlos Núñez, el caporal mayor, le siguen Christian Landa, Walter Cárdenas, Lilian Arias y José Arreaga. Los caporales son elegidos porque han recibido bendiciones o milagros por parte del Niño Jesús. Cada día de festejo es diferente, pero la unión y la fe de sus habitantes permanecen intactas.

 Personajes
En el Carnaval de Totoras, como en muchos otros, también se encuentran personajes tradicionales que se distinguen por su vestimenta y por lo que representan. Entre ellos están ‘los negros’, que son hombres vestidos de ese color y pintados la cara con carbón, llevan un casco y un cinturón con 12 campanas colgando en su pecho, que representan a los 12 meses del año.

También es posible ver a niños disfrazados de negros, quienes se preparan para continuar con esta costumbre. “La tradición que hacen los negros es dar tres vueltas hacia la izquierda y tres a la derecha, que representa a los días de la semana y a los días buenos y malos”, explica Christian Landa, caporal.

También están ‘las doñas’, que son hombres disfrazados de mujeres que bailan junto a los negros en la casa del caporal antes del desfile que efectúan el domingo de Carnaval y durante los días previos al Miércoles de Ceniza.

‘Los montados’ también son otros personajes importantes en esta celebración, puesto que llegan de las afueras de Totoras para unirse a la fiesta. Por lo general son hombres y mujeres a caballo, quienes cabalgan largos tramos hasta llegar a la plaza central donde se reúnen previo a la misa o fiesta en la casa de los priostes.

 La comida

El gran banquete de Carnaval también es otro de los elementos de esta conmemoración. Por lo general, las mujeres se encargan de preparar abundante comida en el que se ofrece mote, maíz tostado, carne de res, cerdo o pollo y la tradicional chicha, una bebida hecha a base de maíz y panela, típica de la Sierra andina. De acuerdo con Carlos Núñez, caporal mayor de este año, aproximadamente 30 personas se reúnen para organizar la fiesta cada día. Todo esto lo preparan en pailas de bronce gigantes, aproximadamente entre ocho y 10 toneladas de mote y seis toneles de madera en los que se guarda la chicha para los turistas nacionales y extranjeros que llegan al lugar a disfrutar de un Carnaval diferente y autóctono. (DA)

Desfile, fe y cultura

La fiesta empieza con un desfile de más de 8 kilómetros, el pregón lo abren los ‘chomberos’, quienes anuncian la llegada del ‘Niño Caporal’. Le siguen los reyes magos montados a caballo para acompañar al Niño.

Además, están los ‘washayos’, personas que donan las bandas de pueblo para la celebración’.

Lilian Arias, una de los caporales, sostuvo que ser prioste es demostrar el agradecimiento al ‘Niño Caporal’ por los favores recibidos.

“Esta diversión es de fe, cultura y tradición. Ya que el Niño es muy milagroso hay que pedir con mucha fe un favor y él lo cumple. Asimismo, en esta festividad es donde se unen las familias y también compartimos con los turistas nacionales y extranjeros”, concluye Arias.

Coplas y bandas

Carlos Núñez, caporal mayor, cuenta que los lunes de Carnaval, ecuatorianos provenientes de otras provincias llegan a Totoras para realizar coplas al ‘Niño caporal’, acompañados de las bandas de pueblo y los fuegos artificiales que suenan en cada canto para llamar al pueblo a unirse a la fiesta.

“Les damos la bienvenida a la gente de todo el país, no hay necesidad que sean de aquí, no hay necesidad que nosotros les conozcamos, les recibimos con mucho cariño. Ellos hacen sus coplas y les damos una voluntad de la casa”, señala Núñez.

El Dato

Al ‘Niño Caporal’ le agradecen por los milagros recibidos cada año.

http://lahora.com.ec

Add comment


Security code
Refresh

Fiestas americanas

<<  Agosto 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Donaciones